Last post- This is the end

viernes, 17 de febrero de 2012 - 

f you dont understand spanish, please read at the bottom of this post. I wrote some thing  in english :)

No es que yo los quiera deprimir pero…

Realmente, no pensaba hacer esto. No pensaba volver a escribir acá de nuevo, pero unos amigos me insistieron a que lo haga. “Tenes que darle un final”, “vos prometiste escribir de nuevo”, etc. Y tienen toda la razón del mundo.

A cualquier futuro exchange-student, solo un comentario: el momento de volver es terrible. Todo el mundo te prepara psicologicamente para irte, pero nadie te habla del momento en el que tienes que volver a tu país. Hacer las maletas, limpiar la habitación, dejar todo como si nadie hubiera vivido allí seis meses, entre tantas otras cosas. Nadie dice como hacer eso.

Tampoco nadie explica como hacer con tu familia anfitriona cuando el tren esta por venir y sabes que nunca más (al menos en el futuro cercano) los vas a volver a ver. Si abrazarlos, si no abrazarlos, si contener las lagrimas o que hacer con todo eso. Supongo que cada uno de mis compañeros pueden dar historias diferentes, cada persona es un mundo, DE ESO ESTOY SEGURO.

DSC04616DSC04622
Si bien nunca fui un fanático del colegio japonés, extraño a mi clase. Extraño sus costumbres, sus formas de ser, sus sonrisas y simpatías. Ya no recuerdo todas las cosas negativas que tenían (como sus silencios incomodos), sino que solo veo lo bueno.

DSC04649
También extraño tener problemas de estudiante de intercambio. Y poder experimentar, y hacer cualquier cosa porque total “soy el de intercambio” (aclaremos que siempre dentro del marco legal). Tanto así que termine con amigos de una religión totalmente diferente a la mía, otras lenguas y naciones.

Ayer me acordaba que, cuando por primera vez me hablaron de irme de intercambio, un hombre hablaba de la experiencia de su hija. Contaba que la hija era católica pero que cuando estuvo en EE.UU. termino en una iglesia afroamericana protestante cantando en el coro góspel. Mi pensamiento fue “¡Qué horror, la chica se cambio de religión!”.  Y yo terminé teniendo la misma experiencia que ella.

DSC04651
Anécdota graciosa: tuve que pagar 50 dólares por solo dos kilos de más. Que desgracia!

DSC04653DSC04654
No tengo fotos de la despedida de Gunma. Es decir, tengo fotos pero están en la cámara analógica y todavía no lleve a revelar el rollo (que antigüedad, no es cierto?) En las anteriores fotos con algunos compañeros y amigos de viaje.

DSC04657
Y aquí ya estaba, en el aeropuerto de Narita. Chau Japón!

DSC04660

El viae de vuelta fue…complicado. En Londres, nos enteramos que el vuelo de British Airways a Buenos Aires no salía por el clima y debíamos viajar a Rio de Janeiro. El personal de la aerolínea estaba a “cuatro manos” y no supo ayudarnos mucho. Así que fuimos a San Pablo al final, nos perdimos en el aeropuerto, morimos de calor y casi perdemos nuestras maletas. En fin, será una historia divertida para los nietos (?)


Así que esto es todo. Japón ya termino. Ahora no queda otra que volver a acostumbrarse a vivir acá. Y no lo digo como un padecimiento, me gusta vivir en Argentina. Soy feliz con mis amigos, con mi familia y con mis problemas. Si bien a veces me siento un poco en el aire y no muy capaz de enfrentar todo, bueno… no importa!

Si alguien cayo en el blog para buscar opiniones sobre el intercambio, no hay más que decir. Listo, hace las valijas y ándate! A pesar de todas las dificultades, todos los momentos difíciles, los errores lingüísticos y todo lo que se te pueda ocurrir, es una experiencia para la vida y por vida. Nunca te vas a olvidar de todo lo que viviste en el año/semestre, de las personas que conociste, de los muchos o pocos amigos que hiciste, de todas las cagadas que te mandaste y de todos los buenos momentos. Posta, en serio, no te vas a arrepentir de lo más mínimo.

Un gusto haber contado todo esto hasta acá. Y si alguien quiere saber más sobre irse de intercambio o algo, sientase libre de hablarme por facebook, twitter o lo que sea!


Just in case. I dont know if any english speaker is going to read this, but I also want to say thanks to you! Thank you for reading my blog during these last 6 months. I am really sorry I only wrue in spanish! But I want to let you know I had the time of my life! Living in Japan was difficult, but I LOVE IT. It really was the best experience of my life and I will never forget it.

Reacciones: 
3 comentarios

Anteúltima entrada desde Japón

miércoles, 1 de febrero de 2012 - 

Supongo que el nombre de la entrada (o post) no es muy creativo, o no? Pero bueno, se hace lo que se puede.

Situación personal? Difícil. Me siento un poco extraño como dije al principio. Pero más que nada es como que mucho no entiendo. O sea, no entra en mi cabeza que en menos de una semana, ya no me voy a encontrar en Maebashi, que no voy a estar más viviendo acá, que no voy a tomar todos los días el tren a Komagata, que no me voy a mensajear más con Ana y Nicolas (principalmente porque los mails y sms aquí son GRATIS) y que tanta gente que quiero va a quedar atrás. Es como que no lo entiendo.

Cuando vine para Japón, tenía la certeza de que cinco o seis meses después me iba a re-encontrar con todos. Pero ahora no tengo esas certezas.

Pasando a la parte positiva, llegan las reflexiones. Es la primera vez que reflexiono sobre algo y me siento feliz por todo lo realizado. No voy a entrar mucho en detalles, pero si miro todo lo que pasé, todo lo que superé pienso “Wow, como mierda hice eso?” “¿Cómo logre superar todo eso?”. De alguna forma, con la ayuda de Dios y muchísimas personas y kilos de esfuerzo, aquí estoy.

Si alguien me hubiera dicho que el intercambio iba a ser tan complicado, mis ideas probablemente hubieran cambiado. Gracias a Dios nadie me lo dijo. Pero valió la experiencia un 200%.

En fin, los cansé con mis reflexiones en un castellano asqueroso? Sepan disculpar.

Veamos… que hice en estos días?

DSC04546

El problema no son solo las valijas, sino las encomiendas, el peso, el tamaño. Todo es una desgraciaaa! Igual, ya mandé la encomienda. Lo gracioso fue que la empleada empezó a gritar que Maradona era Dios. Así que de la mejor manera le tuve que decir que Maradona no es Dios, solamente un futbolista con problemas alcohólicos. Tal vez no fue lo más políticamente correcto pero bueno… ustedes me conocen.

DSC04563

DSC04586

El domingo fue un día bastante ocupado. Tuve mi última práctica de aikido (con profesor japonés y solo en japonés, fue bastante difícil pero divertido), fui a misa (llegué media hora tarde, una desgracia), tomé un rico café con algo que se le parecía a una empanada y luego visité a un amigo que se mudaba (tristeza al saber que nunca más lo voy a ver, al menos en este tiempo)

Luego, y con media hora de retraso (lo cual en los estándares japoneses es TERRIBLE) llegue a Round 1. Mis compañeros de cursos organizaron para ir al bowling (como se ve en las fotos de arriba), y fue bastante divertido. No es la típica salida que haríamos en Argentina, pero aún para mis preconceptos fue divertido. No me quejo, e intentaron hacerme sentir lo mejor posible.

Luego fuimos todos juntos, y más gente a comer, como pueden ver en las fotos a continuación
DSC04598

DSC04605
DSC04606
DSC04609

(la mujer que está al lado mío es la profesora titular de mi curso! Fue un gesto bastante simpático que haya venido a mi fiesta de despedida. Quiero decir, una mujer adulta pasa su noche libre de domingo con 15 adolescentes japoneses cuando no le pagan y encima se divierte, es interesante!)

El lunes fue el último día de colegio. Posiciones super encontradas, porque quería terminar, pero a la vez era triste porque ya estaba muy acostumbrado. La vida es difícil. Así que fue la tercera despedida de mi curso, y me dieron un regalo: una foto grupal con mensajes de cada uno de ellos. Fue re lindo, y emotivo (más cuando algunos y algunas se largaron a llorar).

DSC04629

Luego el martes, aprovechando el descanso, fui a almorzar con dos de mis senpai (es decir, gente de un curso superior al mío). Me hicieron unos regalos increíbles, vimos Misión Imposible en el cine y almorzamos en un restaurant increíble (y súper barato) Es la primera vez que veo un restaurant tan occidentalmente lindo en Japón.

DSC04632

DSC04636

DSC04640

DSC04642

Y como cualquier salida en Japón, termina en Starbucks. Hay más fotos (sí, muchísimas más pero van a tener que esperar porque son analógicas) Volví a la cámara analógica! Soy tan feliz por eso!

Bueno, la próxima y última entrada será desde el hotel de despedida (sí es que tiene internet). Gracias por leer, saludos a todos y buena vida (re gran hermano!)

Notas varias:
Hay muchas, pero está es graciosa. Hoy fui a la peluquería solo y logré explicar lo que quería (aunque no era gran cosa) usando solamente japonés y ME ENTENDIERON. Soy más que Maradona (aunque sea no me gustan las drogas ni el alcohol)

Reacciones: 
1 comentarios

Última semana (OH MY GOD!)

sábado, 28 de enero de 2012 - 

Querido diario blog psicólogo:

Acá estoy, a una semana de irme. Es la primera vez que estoy siendo positivo sobre algo: estoy visualizando solo las cosas buenas de volver a mi casa. Léase: tener mis cosas, mis amigos, familia, cama, etc. No estoy pensando en todo lo mucho que dejo acá ni en las cosas malas (o difíciles al menos) que me atacarán al llegar (inflación, problemas, locuras de la gente, relaciones personales, sigo?). Tampoco pienso que se acaba la excusa de “soy un estudiante de intercambio”.
Puede que todo el stress me haga un poco intolerante, lo sé. Últimamente no tolero muchas cosas de la gente acá, pero como buen japonés que no soy, no digo nada (porque es lo último que un japonés haría, nunca te dirían nada) ni pongo cara de nada. ¿Podré seguir así en Argentina? Lo dudo mucho.
Pero, ¿qué pasará cuando vuelva? Todavía no logro pensarlo. Es decir, tengo tantas imágenes de cosas que podrían pasar, de cosas que podrían no llegar a pasar, de cosas que quiero hacer, de cosas que me niego a hacer, etc. Pero es menos que la ansiedad que cuando vine, eso seguro. Lo único que me parece muy raro es… volver y entender absolutamente todo. La tele, la radio, ir a hacer un trámite sin tener mayores dificultades que la burocracia argenta, etc.

En fin, querido psicólogo, si venis a Maebashi a darme una mano con el armado de la valija (y pagar la boleta de la encomienda, no me enojo)
Abrazo,
Leandro

Veamos? Qué paso esta semana?

El domingo tuvimos aikido, y esas cosas. Nuevas reflexiones: mi profesor americano no estaba, así que practique con unos japoneses. No voy a hablar de las desgracias idiomáticas, simplemente decir que es un tanto humillante que una persona de pasado los 70 le haga doler tanto a una persona de 18. Qué mal andamos!
Luego de eso, con la host-family fuimos a patinar sobre hielo. EL HORROR. Fueron las peores dos horas de mi vida, bueno… no tanto, pero fue feo. El peor momento fue cuando una nenita de unos cuatro años le empezo a gritar a la mamá “Mamá, mamá, mira, el extranjero no puede patinar y casi se cae”. Listo, un fracaso. El extranjero que no sabe patinar.

DSC04520

DSC04521

El miércoles no tuvimos clases a la tarde. Yo enseguida me entusiasme con que me podía ir a pasear por ahí, pero no. Simplemente era un “agasajo” (existe esa palabra?) para los de tercero que se graduan este año. Si bien no fue aburrido, es extraño que bailen y hagan cosas tan “sacadas” enfrente a la inmensa cruz de la capilla. Me dirán que soy moralista, pero es extraño al menos.

DSC04533

El jueves paso lo mismo. Escribieron en el pizarrón “no hay lecciones por la tarde”. Leandro casi se va, pero no: teníamos una conferencia de dos horas de unos tipos de la Universidad de Tokio. Lo que entendí no me pareció nada interesante, así que dormí. Me dio vergüenza pero no había nada que hacer.
Luego mi clase me organizó una pequeña despedida. No demasiado interesante, pero fue un lindo gesto de su parte. Aquí algunas fotos:
 
DSC04536

DSC04537

Y así paso la semana. Preparando cartas, discursos (no quiero hablar de eso realmente) y otras cosas. No estoy muy preparado para volver, pero supongo que no queda otra. O no? Y aquí estoy, preparando las valijas (y encomiendas)
Cómo le dije a mi amiga Ana, “no se de donde salen tantas boludeces”. Es como si hubiera un árbol de boludeces en mis cajones, de donde salen tantas cosas? Ni recuerdo haberlas comprado:

DSC04545

DSC04546

Esta semana tengo escuela solo el lunes. No es loco pensar que nunca más volveré a ser un estudiante de secundaria? Y que por un año no voy a tener que tomar más clases (o al menos solo de lo que me gusta). Es increíble pensarlo así!! Me pasaré los días restantes armando cajas, paseando, saludando gente, comprando cosas que me faltan (calculo que asaltaré un banco para conseguir dinero) e intentando no deprimirme. Como le dije a mi psicólogo: hay que ser un poquitin positivo

Notas:
1) Tengo que ir a saludar a mi vecino por su WIFI gratis durante este tiempo!
2) Extrañaré mucho a mis hermanos de intercambista, a pesar de la distancia que tuvimos en Japón, siempre estuvieron ahí para responder mails cuando estaba aburrido o mal. Así que gracias Valeria, Angy, Pancho, Ana, Nicolas, etc. I will miss you so much!!

DSC01370

DSC03520

Reacciones: 
1 comentarios