Anteúltima entrada desde Japón

miércoles, 1 de febrero de 2012 - 

Supongo que el nombre de la entrada (o post) no es muy creativo, o no? Pero bueno, se hace lo que se puede.

Situación personal? Difícil. Me siento un poco extraño como dije al principio. Pero más que nada es como que mucho no entiendo. O sea, no entra en mi cabeza que en menos de una semana, ya no me voy a encontrar en Maebashi, que no voy a estar más viviendo acá, que no voy a tomar todos los días el tren a Komagata, que no me voy a mensajear más con Ana y Nicolas (principalmente porque los mails y sms aquí son GRATIS) y que tanta gente que quiero va a quedar atrás. Es como que no lo entiendo.

Cuando vine para Japón, tenía la certeza de que cinco o seis meses después me iba a re-encontrar con todos. Pero ahora no tengo esas certezas.

Pasando a la parte positiva, llegan las reflexiones. Es la primera vez que reflexiono sobre algo y me siento feliz por todo lo realizado. No voy a entrar mucho en detalles, pero si miro todo lo que pasé, todo lo que superé pienso “Wow, como mierda hice eso?” “¿Cómo logre superar todo eso?”. De alguna forma, con la ayuda de Dios y muchísimas personas y kilos de esfuerzo, aquí estoy.

Si alguien me hubiera dicho que el intercambio iba a ser tan complicado, mis ideas probablemente hubieran cambiado. Gracias a Dios nadie me lo dijo. Pero valió la experiencia un 200%.

En fin, los cansé con mis reflexiones en un castellano asqueroso? Sepan disculpar.

Veamos… que hice en estos días?

DSC04546

El problema no son solo las valijas, sino las encomiendas, el peso, el tamaño. Todo es una desgraciaaa! Igual, ya mandé la encomienda. Lo gracioso fue que la empleada empezó a gritar que Maradona era Dios. Así que de la mejor manera le tuve que decir que Maradona no es Dios, solamente un futbolista con problemas alcohólicos. Tal vez no fue lo más políticamente correcto pero bueno… ustedes me conocen.

DSC04563

DSC04586

El domingo fue un día bastante ocupado. Tuve mi última práctica de aikido (con profesor japonés y solo en japonés, fue bastante difícil pero divertido), fui a misa (llegué media hora tarde, una desgracia), tomé un rico café con algo que se le parecía a una empanada y luego visité a un amigo que se mudaba (tristeza al saber que nunca más lo voy a ver, al menos en este tiempo)

Luego, y con media hora de retraso (lo cual en los estándares japoneses es TERRIBLE) llegue a Round 1. Mis compañeros de cursos organizaron para ir al bowling (como se ve en las fotos de arriba), y fue bastante divertido. No es la típica salida que haríamos en Argentina, pero aún para mis preconceptos fue divertido. No me quejo, e intentaron hacerme sentir lo mejor posible.

Luego fuimos todos juntos, y más gente a comer, como pueden ver en las fotos a continuación
DSC04598

DSC04605
DSC04606
DSC04609

(la mujer que está al lado mío es la profesora titular de mi curso! Fue un gesto bastante simpático que haya venido a mi fiesta de despedida. Quiero decir, una mujer adulta pasa su noche libre de domingo con 15 adolescentes japoneses cuando no le pagan y encima se divierte, es interesante!)

El lunes fue el último día de colegio. Posiciones super encontradas, porque quería terminar, pero a la vez era triste porque ya estaba muy acostumbrado. La vida es difícil. Así que fue la tercera despedida de mi curso, y me dieron un regalo: una foto grupal con mensajes de cada uno de ellos. Fue re lindo, y emotivo (más cuando algunos y algunas se largaron a llorar).

DSC04629

Luego el martes, aprovechando el descanso, fui a almorzar con dos de mis senpai (es decir, gente de un curso superior al mío). Me hicieron unos regalos increíbles, vimos Misión Imposible en el cine y almorzamos en un restaurant increíble (y súper barato) Es la primera vez que veo un restaurant tan occidentalmente lindo en Japón.

DSC04632

DSC04636

DSC04640

DSC04642

Y como cualquier salida en Japón, termina en Starbucks. Hay más fotos (sí, muchísimas más pero van a tener que esperar porque son analógicas) Volví a la cámara analógica! Soy tan feliz por eso!

Bueno, la próxima y última entrada será desde el hotel de despedida (sí es que tiene internet). Gracias por leer, saludos a todos y buena vida (re gran hermano!)

Notas varias:
Hay muchas, pero está es graciosa. Hoy fui a la peluquería solo y logré explicar lo que quería (aunque no era gran cosa) usando solamente japonés y ME ENTENDIERON. Soy más que Maradona (aunque sea no me gustan las drogas ni el alcohol)

Reacciones: